adivinanzas para niños

Vivo en alta situación
y en continuo movimiento,
con exactitud presento
del aire la dirección.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Si me mojas hago espuma, con ojitos de cristal, y tu cuerpo se perfuma, mientras llega mi final.

Aunque músculos no tengo, los techos yo sostengo.

Soy liso y llano en extremo, y, aunque me falta la voz, digo en su cara a cualquiera la más leve imperfección; contesto al que me pregunta sin lisonja ni aflicción, y si mala cara pone, la misma le pongo yo.

Cuatro patas tiene, así como asiento; de ella me levanto y en ella me siento.

En la mesa me ponen y sobre mí todos comen.

Llevo secretos a voces, corriendo por esos mundos y sin que nadie los oiga los doy en unos segundos.

Tiene un ojo y nada ve, por abrir no es cosa dura, sin embargo por cerrar, sí que cierra y sí que es dura.

Adivíname ésa.

Es una caja habladora, que vive en todas las casas, y se calla a muy alta hora.

En un cuarto me arrinconan sin acordarse de mí, pero pronto van a buscarme cuando tienen que subir.