adivinanzas para niños

Dicen que tiene y no tiene,
mucho pincha, poco retiene.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Un campo bien labrado no gasta reja ni arado.

Puede ser de Persia, puede ser de Ana, por más que se enrolle, se ve en la ventana.

Soy liso y llano en extremo, y, aunque me falta la voz, digo en su cara a cualquiera la más leve imperfección; contesto al que me pregunta sin lisonja ni aflicción, y si mala cara pone, la misma le pongo yo.

Ni corre, ni vuela, pero siempre te precede, cuando vas o cuando llegas.

Cuando te veo me ves, cuando me ves te veo, y no te parezco feo.

Cuando la entrada yo les prohíbo, son muchos golpes los que recibo.

Aunque músculos no tengo, los techos yo sostengo.

La cara que yo acaricio, dejo de seda al momento, porque ni un pelo se resiste a mi marcha, ¡buen invento!

Aunque al dormir me consultan, nunca suelo contestar.

En el campo fui nacida, vestida de verdes ramas, y al pueblo me trajeron, para servir a las damas, a mí todo me regalan, caramelos, miel, melada, mas yo todo lo reparto, porque no sé comer nada.