adivinanzas para niños

Hay un hijo
que hace nacer
a la madre
que le dio el ser.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Durante el verano escondido, en el invierno encendido.

¿Que le pones a una caja que la hace más ligera?

Poseo dientes y ojos y para hacerme trabajar me has de meter en cerrojos.

Siempre andamos por el suelo de alcobas y de salones y en historias orientales hasta hacemos algún vuelo.

Es verdad que tú le miras, es mentira que te ve, sois iguales uno al otro, está claro que eres él.

Soy liso y llano en extremo, y, aunque me falta la voz, digo en su cara a cualquiera la más leve imperfección; contesto al que me pregunta sin lisonja ni aflicción, y si mala cara pone, la misma le pongo yo.

Que timbre y número tenga y en verdad portal no sea es cierto, y el que desea hablar por él, no lo cuelga.

A la entrada de tu casa algo suena si lo aprietan y tu sales presurosa a abrir deprisa la puerta.

Aunque de comida voy cargado, la gente me vacía, y nunca soy tragado.

Tengo patas bien derechas, mas no me puedo mover, llevo a cuestas la comida y no la puedo comer.