adivinanzas para niños

Ya ves, ya ves,
tan claro que es.
No me la adivines
de aquí a un mes.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

No soy el sol, tampoco el fuego; pero la casa bien que caliento.

Soy de cabeza redonda y me sostengo en un solo pie. Soy de tal fortaleza que a Dios hombre sujeté.

Cuatro patas tiene, así como asiento; de ella me levanto y en ella me siento.

Estoy dentro de él y no puedo entrar en él.

Del techo al suelo, cortada y fina, tela con vuelo.

Ruedo y ruedo, y en los bolsillos me quedo.

Al nacer fui maltratada, mi dueño me tiene amor, y aunque soy mujer honrada, me suele tener atada y con guardas mi señor.

Es una pera colgada que toda la casa alumbra sin tener humo ni llama.

En el buen tiempo a nadie marea, en cuanto llueve repiquetea.

Una caja en tu casa que te sube y que te baja.