adivinanzas para niños

Ya ves, ya ves,
tan claro que es.
No me la adivines
de aquí a un mes.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Todos me buscan, para descansar, si ya te lo he dicho, no lo pienses más.

Pequeña como una pera y alumbra la casa entera.

Doy vueltas y no soy tiempo, un secreto sé guardar, si no me cuidan, me pierdo. ¿Con mi nombre sabrás dar?

Un barbecho bien labrado, ni entra mula, ni entra arado.

Siempre andamos por el suelo de alcobas y de salones y en historias orientales hasta hacemos algún vuelo.

Soy de cabeza redonda y me sostengo en un solo pie. Soy de tal fortaleza que a Dios hombre sujeté.

No pienses que es una col, o que baila el chachachá; búscala sobre tu cama, que yo te la he dicho ya.

En invierno se usa porque da calor en verano estorba y se echa al rincón.

La cara que yo acaricio, dejo de seda al momento, porque ni un pelo se resiste a mi marcha, ¡buen invento!

Sube llena, baja vacía, y si no se da prisa, la sopa se enfría,