adivinanzas para niños

Cuando nada en los ríos
parece un tronco flotante,
pero si muestra sus dientes
todos huyen al instante.

 

más adivinanzas de animales...

Trabajar, siempre mucho trabajé; aunque nunca estudié en la escuela me conocen bien; algunos dicen de mí: «terco bicho es» y Pinocho mucho se asustó cuando en mí casi se convirtió.

Volando en el aire, y besando las flores, se pasa su vida, de luz y colores.

Soy pequeño y alargado, en dos conchas colocado, como no puedo nadar, me pego a las rocas del mar.

Este es un animal, de tal modo original, que al ponerse cara arriba, ya no se llama igual.

Un espléndido abanico que no produce pavor, sus alas, plumas y pico son reales, sí señor.

Adivina, adivinanza Vuela entre las flores con sus alas de colores

Adivina, adivinajera: no tiene traje y sí faltriquera.

Tiene famosa memoria, gran tamaño y dura piel, y la nariz más grandota que en el mundo pueda haber.

Animal soy, desde luego; me llaman el jorobado, y que tengo cuatro patas, ya se da por descontado.

Adivina quien yo soy: al ir parece que vengo, y al venir, es que me voy.