adivinanzas para niños

Sin ella en la mano
ni entras ni sales,
ni vas a la calle.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

¿Quién será la desvelada, lo puedes tú discurrir? día y noche está acostada y no se puede dormir.

Cabezón y muy delgado, que se pone siempre negro, después de haber sido frotado.

Lo usa el tendero para comer, lo lleva entero si sabes leer.

Si me mojas hago espuma, con ojitos de cristal, y tu cuerpo se perfuma, mientras llega mi final.

Siempre andamos por el suelo de alcobas y de salones y en historias orientales hasta hacemos algún vuelo.

A la entrada de tu casa algo suena si lo aprietan y tu sales presurosa a abrir deprisa la puerta.

Pequeña como una pera y alumbra la casa entera.

No soy el sol, tampoco el fuego; pero la casa bien que caliento.

Estoy dentro de él y no puedo entrar en él.

Sin ella en la mano ni entras ni sales, ni vas a la calle.