adivinanzas para niños

Cabezón y muy delgado,
que se pone siempre negro,
después de haber sido frotado.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Tengo dientes y no muerdo, desenredo con cuidado, caminos abro en tu pelo, ya sea liso o rizado.

Es verdad que tú le miras, es mentira que te ve, sois iguales uno al otro, está claro que eres él.

La cara que yo acaricio, dejo de seda al momento, porque ni un pelo se resiste a mi marcha, ¡buen invento!

Los tejados protejo y buenas canales dejo.

Un barbecho bien labrado, ni entra mula, ni entra arado.

Cuatro patas tiene, así como asiento; de ella me levanto y en ella me siento.

Muchos golpes recibe cuando a la gente, la entrada prohíbe.

Al nacer fui maltratada, mi dueño me tiene amor, y aunque soy mujer honrada, me suele tener atada y con guardas mi señor.

Aunque soy iluminada siempre me tienen colgada.

En lo más alto me ponen para que el viento me dé, soy guía para los hombres y siempre estoy de pié.