adivinanzas para niños

De mi madre nací yo,
sin fundamento de padre,
y luego me he muerto yo
y de mi nació mi madre.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Ni corre, ni vuela, pero siempre te precede, cuando vas o cuando llegas.

Sin ella en la mano ni entras ni sales, ni vas a la calle.

Doy vueltas y no soy tiempo, un secreto sé guardar, si no me cuidan, me pierdo. ¿Con mi nombre sabrás dar?

Cuanto más se moja, más te seca. ¿Qué es?

Un animalito con cuatro dientes, que nos trae comida muy diligente.

Ya ves, ya ves, tan claro que es. No me la adivines de aquí a un mes.

En el campo fui nacida, vestida de verdes ramas, y al pueblo me trajeron, para servir a las damas, a mí todo me regalan, caramelos, miel, melada, mas yo todo lo reparto, porque no sé comer nada.

Soy liso y llano en extremo, y, aunque me falta la voz, digo en su cara a cualquiera la más leve imperfección; contesto al que me pregunta sin lisonja ni aflicción, y si mala cara pone, la misma le pongo yo.

La cara que yo acaricio, dejo de seda al momento, porque ni un pelo se resiste a mi marcha, ¡buen invento!

Está hecha de metal, de madera o de cristal y golpes siempre recibe cuando la entrada prohíbe.