adivinanzas para niños

Aunque tengo cuatro patas,
yo nunca puedo correr,
tengo la comida encima,
y no la puedo comer.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Tengo patas bien derechas, mas no me puedo mover, llevo a cuestas la comida y no la puedo comer.

Es tu favorita cuando sientes frío; la encuentras escrita en el verso mío.

Un campo bien labrado no gasta reja ni arado.

Es verdad que tú le miras, es mentira que te ve, sois iguales uno al otro, está claro que eres él.

Muchos golpes recibe cuando a la gente, la entrada prohíbe.

¿Quién será la desvelada, lo puedes tú discurrir? día y noche está acostada y no se puede dormir.

En el campo soy hallada y al fuego alimento. Donde quiera que soy llevada, es para darme tormento.

A la entrada de tu casa algo suena si lo aprietan y tu sales presurosa a abrir deprisa la puerta.

Cuando la entrada yo les prohíbo, son muchos golpes los que recibo.

Soy liso y llano en extremo, y, aunque me falta la voz, digo en su cara a cualquiera la más leve imperfección; contesto al que me pregunta sin lisonja ni aflicción, y si mala cara pone, la misma le pongo yo.