adivinanzas para niños

Aunque al dormir me consultan,
nunca suelo contestar.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Puede ser de Persia, puede ser de Ana, por más que se enrolle, se ve en la ventana.

¿Que le pones a una caja que la hace más ligera?

Poseo dientes y ojos y para hacerme trabajar me has de meter en cerrojos.

Está hecha de metal, de madera o de cristal y golpes siempre recibe cuando la entrada prohíbe.

Con patas y espalda, no se mueve ni anda.

¿Qué cosa es si hace espuma, lava la ropa y huele muy bien?

Fui a la plaza y compré un negrito. Llegué a la casa y se puso coloradito. ¿Qué es?

Soy liso y llano en extremo, y, aunque me falta la voz, digo en su cara a cualquiera la más leve imperfección; contesto al que me pregunta sin lisonja ni aflicción, y si mala cara pone, la misma le pongo yo.

Cuando te veo me ves, cuando me ves te veo, y no te parezco feo.

Al nacer fui maltratada, mi dueño me tiene amor, y aunque soy mujer honrada, me suele tener atada y con guardas mi señor.