adivinanzas para niños

Aunque al dormir me consultan,
nunca suelo contestar.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

En lo más alto me ponen para que el aire me dé. El aire me zarandea, Y siempre lo miro a él.

Aunque al dormir me consultan, nunca suelo contestar.

Es tu favorita cuando sientes frío; la encuentras escrita en el verso mío.

Cabezón y muy delgado, que se pone siempre negro, después de haber sido frotado.

Lo usa el tendero para comer, lo lleva entero si sabes leer.

Un barbecho bien labrado, ni entra mula, ni entra arado.

En lo más alto me ponen para que el viento me dé, soy guía para los hombres y siempre estoy de pié.

La cara que yo acaricio, dejo de seda al momento, porque ni un pelo se resiste a mi marcha, ¡buen invento!

Soy de cabeza redonda y me sostengo en un solo pie. Soy de tal fortaleza que a Dios hombre sujeté.

Cuando te veo me ves, cuando me ves te veo, y no te parezco feo.