adivinanzas para niños

Es una caja habladora,
que vive en todas las casas,
y se calla a muy alta hora.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Ruedo y ruedo, y en los bolsillos me quedo.

Es un campo colorado con los surcos muy derechos; muy en alto está situado e inclinado de dos lados.

¿Quién pensaréis que yo soy, que cuanto más y más lavo, mucho más sucia me voy?

Con mi cara tan cuadrada, lisa o con dibujitos, resignada y por los suelos, me repito, me repito...

Es una caja habladora, que vive en todas las casas, y se calla a muy alta hora.

Una señorita de carnes muy blandas, que sin ser enferma siempre está en la cama.

En el campo soy hallada y al fuego alimento. Donde quiera que soy llevada, es para darme tormento.

Muchos golpes recibe cuando a la gente, la entrada prohíbe.

Siempre andamos por el suelo de alcobas y de salones y en historias orientales hasta hacemos algún vuelo.

Chiquita como un ratón guarda la casa como un león