adivinanzas para niños

Es una caja habladora,
que vive en todas las casas,
y se calla a muy alta hora.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Si me mojas hago espuma, con ojitos de cristal, y tu cuerpo se perfuma, mientras llega mi final.

Pequeña como una pera y alumbra la casa entera.

Doy vueltas y no soy tiempo, un secreto sé guardar, si no me cuidan, me pierdo. ¿Con mi nombre sabrás dar?

Una señorita de carnes muy blandas, que sin ser enferma siempre está en la cama.

De mi madre nací yo, sin fundamento de padre, y luego me he muerto yo y de mi nació mi madre.

Habla y no tiene boca, oye y no tiene oído, es chiquito y hace ruido, muchas veces se equivoca.

Ruedo y ruedo, y en los bolsillos me quedo.

Es un campo colorado con los surcos muy derechos; muy en alto está situado e inclinado de dos lados.

Fui a la plaza y compré un negrito. Llegué a la casa y se puso coloradito. ¿Qué es?

Aunque soy iluminada siempre me tienen colgada.