adivinanzas para niños

Que timbre y número tenga
y en verdad portal no sea
es cierto, y el que desea
hablar por él, no lo cuelga.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

De nada me sirven, estas cuatro patas, que quieta estoy siempre, sobre mí, el durmiente.

Soy liso y llano en extremo, y, aunque me falta la voz, digo en su cara a cualquiera la más leve imperfección; contesto al que me pregunta sin lisonja ni aflicción, y si mala cara pone, la misma le pongo yo.

Puede ser de Persia, puede ser de Ana, por más que se enrolle, se ve en la ventana.

Yo tengo calor y frío, y no frío sin calor, y sin ser ni mar ni río, peces en mí he visto yo.

Pequeña como una pera y alumbra la casa entera.

En los baños suelo estar, aunque provengo del mar.

Golpe va, golpe viene y en su puesto se mantiene.

¿Qué cosa es si hace espuma, lava la ropa y huele muy bien?

Sin ella en la mano ni entras ni sales, ni vas a la calle.

Hay un hijo que hace nacer a la madre que le dio el ser.