adivinanzas para niños

Cuando la entrada
yo les prohíbo,
son muchos golpes
los que recibo.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Puede ser de Persia, puede ser de Ana, por más que se enrolle, se ve en la ventana.

Como conoce la clave, gira por su laberinto y deja entrar al recinto.

Soy liso y llano en extremo, y, aunque me falta la voz, digo en su cara a cualquiera la más leve imperfección; contesto al que me pregunta sin lisonja ni aflicción, y si mala cara pone, la misma le pongo yo.

Pequeña como una pera y alumbra la casa entera.

Adivíname ésa.

Es verdad que tú le miras, es mentira que te ve, sois iguales uno al otro, está claro que eres él.

Cuatro patas tiene, así como asiento; de ella me levanto y en ella me siento.

Cuanto más se moja, más te seca. ¿Qué es?

Cuando la entrada yo les prohíbo, son muchos golpes los que recibo.

En lo más alto me ponen para que el viento me dé, soy guía para los hombres y siempre estoy de pié.