adivinanzas para niños

Con patas y espalda,
no se mueve ni anda.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

No soy el sol, tampoco el fuego; pero la casa bien que caliento.

De nada me sirven, estas cuatro patas, que quieta estoy siempre, sobre mí, el durmiente.

Aunque tengo cuatro patas, yo nunca puedo correr, tengo la comida encima, y no la puedo comer.

Lámina que no se ve y nos protege del viento. Aunque la atraviesa el sol, se empaña con el aliento.

Te lo digo y no me entiendes, no tengo boca y si tengo dientes

Muchos golpes recibe cuando a la gente, la entrada prohíbe.

En el campo fui nacida, vestida de verdes ramas, y al pueblo me trajeron, para servir a las damas, a mí todo me regalan, caramelos, miel, melada, mas yo todo lo reparto, porque no sé comer nada.

Cuando la entrada yo les prohíbo, son muchos golpes los que recibo.

En la mesa me ponen y sobre mí todos comen.

Estoy dentro de él y no puedo entrar en él.