adivinanzas para niños

Con patas y espalda,
no se mueve ni anda.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Lámina que no se ve y nos protege del viento. Aunque la atraviesa el sol, se empaña con el aliento.

Cabecita fría la noche haces día cuando te restriego, cabeza de fuego.

Tiene agua y no es botijo, está siempre en el jardín. Cada vez que se enrosca, aunque no espanta a una mosca tiene pinta de reptil. ¿Qué será?

Aunque tengo cuatro patas, yo nunca puedo correr, tengo la comida encima, y no la puedo comer.

Muchos golpes recibe cuando a la gente, la entrada prohíbe.

Un campo bien labrado no gasta reja ni arado.

Que timbre y número tenga y en verdad portal no sea es cierto, y el que desea hablar por él, no lo cuelga.

A la entrada de tu casa algo suena si lo aprietan y tu sales presurosa a abrir deprisa la puerta.

En lo más alto me ponen para que el aire me dé. El aire me zarandea, Y siempre lo miro a él.

Soy de cabeza redonda y me sostengo en un solo pie. Soy de tal fortaleza que a Dios hombre sujeté.