adivinanzas para niños

Caja llena de soldados,
todos largos y delgados,
con gorritos colorados.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Pequeña como una pera y alumbra la casa entera.

Poseo dientes y ojos y para hacerme trabajar me has de meter en cerrojos.

Del techo al suelo, cortada y fina, tela con vuelo.

Es una pera colgada que toda la casa alumbra sin tener humo ni llama.

Es verdad que tú le miras, es mentira que te ve, sois iguales uno al otro, está claro que eres él.

La cara que yo acaricio, dejo de seda al momento, porque ni un pelo se resiste a mi marcha, ¡buen invento!

Durante el verano escondido, en el invierno encendido.

Al nacer fui maltratada, mi dueño me tiene amor, y aunque soy mujer honrada, me suele tener atada y con guardas mi señor.

Muy bonito por delante y muy feo por detrás; me transformo a cada instante, pues imito a los demás.

A la entrada de tu casa algo suena si lo aprietan y tu sales presurosa a abrir deprisa la puerta.