adivinanzas para niños

De nada me sirven,
estas cuatro patas,
que quieta estoy siempre,
sobre mí, el durmiente.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Del techo al suelo, cortada y fina, tela con vuelo.

En el campo fui nacida, vestida de verdes ramas, y al pueblo me trajeron, para servir a las damas, a mí todo me regalan, caramelos, miel, melada, mas yo todo lo reparto, porque no sé comer nada.

Cuando te veo me ves, cuando me ves te veo, y no te parezco feo.

¿Quién será la desvelada, lo puedes tú discurrir? día y noche está acostada y no se puede dormir.

Un barbecho bien labrado, ni entra mula, ni entra arado.

Aunque de comida voy cargado, la gente me vacía, y nunca soy tragado.

Un animalito con cuatro dientes, que nos trae comida muy diligente.

Sale de la sala, entra en la cocina, meneando la cola como una gallina.

Como conoce la clave, gira por su laberinto y deja entrar al recinto.

Es tu favorita cuando sientes frío; la encuentras escrita en el verso mío.