adivinanzas para niños

Soy de cabeza redonda
y me sostengo en un solo pie.
Soy de tal fortaleza
que a Dios hombre sujeté.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

¿Quién será la desvelada, lo puedes tú discurrir? día y noche está acostada y no se puede dormir.

Aunque yo nunca me mueva por mí suben, por mi bajan; soy de diversas materias y mi utilidad la halagan.

Del techo al suelo, cortada y fina, tela con vuelo.

Puede ser de Persia, puede ser de Ana, por más que se enrolle, se ve en la ventana.

Sin ella en la mano ni entras ni sales, ni vas a la calle.

Tengo dientes y no muerdo, desenredo con cuidado, caminos abro en tu pelo, ya sea liso o rizado.

Lo usa el tendero para comer, lo lleva entero si sabes leer.

Aunque de comida voy cargado, la gente me vacía, y nunca soy tragado.

La cara que yo acaricio, dejo de seda al momento, porque ni un pelo se resiste a mi marcha, ¡buen invento!

Ruedo y ruedo, y en los bolsillos me quedo.