adivinanzas para niños

Soy de cabeza redonda
y me sostengo en un solo pie.
Soy de tal fortaleza
que a Dios hombre sujeté.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Poseo dientes y ojos y para hacerme trabajar me has de meter en cerrojos.

En la mesa me ponen y sobre mí todos comen.

Como conoce la clave, gira por su laberinto y deja entrar al recinto.

Muy bonito por delante y muy feo por detrás; me transformo a cada instante, pues imito a los demás.

Doy vueltas y no soy tiempo, un secreto sé guardar, si no me cuidan, me pierdo. ¿Con mi nombre sabrás dar?

Aunque músculos no tengo, los techos yo sostengo.

Cabezón y muy delgado, que se pone siempre negro, después de haber sido frotado.

Es una pera colgada que toda la casa alumbra sin tener humo ni llama.

En el campo soy hallada y al fuego alimento. Donde quiera que soy llevada, es para darme tormento.

No pienses que es una col, o que baila el chachachá; búscala sobre tu cama, que yo te la he dicho ya.