adivinanzas para niños

Tengo copa y no soy árbol,
tengo alas y no soy pájaro;
protejo del sol a mi amo,
en invierno y en verano.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

Ani lloró todo el día; perdió lo que más quería

Hoy cuando me levanté, puse uno en cada pie. Como no son los zapatos, dime tú... ¿qué puede ser?

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Dos guaridas cálidas con sus escondrijos, para dos hermanas y sus quintillizos.

Ahí vienen dos: uno se moja y el otro no.

El pie tapo al instante igual que si fuera un guante.

Nuestra dueña nos coloca uno a cada lado, siempre pendientes, siempre colgados.

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.

Soy de piel o paño gordo y me adhiero a tu cuerpo, para que no pases frío cuando llega el invierno.