adivinanzas para niños

Se pone para dormir,
aunque no es un camisón,
puede ser de lana, seda o algodón.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Resuélveme este dilema: «soy una, pero soy media».

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

Dos hermanitos muy igualitos, en llegando a viejecitos abren los ojitos.

Con dos patas encorvadas y dos amplios ventanales quitan sol o dan visión según sean sus cristales.

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.

Dos buenas piernas tenemos y no podemos andar, pero el hombre sin nosotros no se puede presentar.

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

En las manos de las damas casi siempre estoy metido, unas veces desplegado otras veces recogido.

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.