adivinanzas para niños

Se pone para dormir,
aunque no es un camisón,
puede ser de lana, seda o algodón.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Vivo en el campo y en una ciudad grande, y soy chico pero me usan por igual, si dices mi nombre solo dirás la mitad.

El pie tapo al instante igual que si fuera un guante.

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

Redondo, redondo, sin tapa, sin fondo.

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.

¡Escapa, escapa! que esto que te digo, aunque no te obligo, te abriga y te tapa.

Nuestra dueña nos coloca uno a cada lado, siempre pendientes, siempre colgados.

Rodeo cuellos y cuellos, tanto de ellas como de ellos.

Dos hermanitos muy igualitos, en llegando a viejecitos abren los ojitos.