adivinanzas para niños

Aunque las adornamos a ellas
cuando no tenemos carreras,
la gente tiene manía
de no llamarnos enteras.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Ahí vienen dos: uno se moja y el otro no.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Redondito, redondón, no tiene tapa ni tapón.

Dos guaridas cálidas con sus escondrijos, para dos hermanas y sus quintillizos.

En tus manos estoy limpio, en tus ventanas me ensucio, si sucio, me ponen limpio, si limpio, me ponen sucio.

Colgada voy por delante y al hombre hago elegante.

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Ani lloró todo el día; perdió lo que más quería

Dos hermanitos muy igualitos, en llegando a viejecitos abren los ojitos.

Tamaño de una cazuela, tiene alas y no vuela.