adivinanzas para niños

Pisados, siempre en el suelo,
recibiendo malos tratos,
y sin señales de duelo.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.

Soy de piel o paño gordo y me adhiero a tu cuerpo, para que no pases frío cuando llega el invierno.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Aunque las adornamos a ellas cuando no tenemos carreras, la gente tiene manía de no llamarnos enteras.

Pisados, siempre en el suelo, recibiendo malos tratos, y sin señales de duelo.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

Colgada voy por delante y al hombre hago elegante.

Resuélveme este dilema: «soy una, pero soy media».

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.

Dos guaridas cálidas con sus escondrijos, para dos hermanas y sus quintillizos.