adivinanzas para niños

Mi ser por un punto empieza,
por un punto ha de acabar,
el que mi nombre acierte
sólo dirá la mitad.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Por la noche me lo pongo, por el día me lo quito y en la siesta lo uso un poquito.

Redondo, redondo, sin tapa, sin fondo.

Tengo copa y no soy árbol, tengo alas y no soy pájaro; protejo del sol a mi amo, en invierno y en verano.

Con varillas me sostengo y con la lluvia voy y vengo.

Para salir a la esquina ponte pan en el talón y camina.

De pergaminos, o sedas, o papel hechos estamos; en verano gusto damos; las manos han de estar quedas, si es que nuestro oficio usamos.

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

¡Escapa, escapa! que esto que te digo, aunque no te obligo, te abriga y te tapa.

Colgada voy por delante y al hombre hago elegante.

Puedes llevarlo en el pelo y, a veces, en los zapatos, se coloca en la cintura y en el rabo de los gatos.