adivinanzas para niños

Mi ser por un punto empieza,
por un punto ha de acabar,
el que mi nombre acierte
sólo dirá la mitad.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Destacan en las orejas creyéndose independientes, van casi siempre en parejas.

Colgada voy por delante y al hombre hago elegante.

No he de darte más razones, sin mi perderías los pantalones.

Aunque la quite del agua, sigue en agua.

El pie tapo al instante igual que si fuera un guante.

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.

Me lleváis, me traéis, y si sois nuevos quizás me mordéis.

Puedes llevarlo en el pelo y, a veces, en los zapatos, se coloca en la cintura y en el rabo de los gatos.

Con dos patas encorvadas y dos amplios ventanales quitan sol o dan visión según sean sus cristales.