adivinanzas para niños

Mi ser por un punto empieza,
por un punto ha de acabar,
el que mi nombre acierte
sólo dirá la mitad.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Resuélveme este dilema: «soy una, pero soy media».

Me lleváis, me traéis, y si sois nuevos quizás me mordéis.

Soy de piel o paño gordo y me adhiero a tu cuerpo, para que no pases frío cuando llega el invierno.

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Aunque la quite del agua, sigue en agua.

Aunque las adornamos a ellas cuando no tenemos carreras, la gente tiene manía de no llamarnos enteras.

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.

¡Escapa, escapa! que esto que te digo, aunque no te obligo, te abriga y te tapa.