adivinanzas para niños

Mi ser por un punto empieza,
por un punto ha de acabar,
el que mi nombre acierte
sólo dirá la mitad.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Dos hermanitos muy igualitos, en llegando a viejecitos abren los ojitos.

Redondito, redondón, no tiene tapa ni tapón.

Me lleváis, me traéis, y si sois nuevos quizás me mordéis.

Para salir a la esquina ponte pan en el talón y camina.

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.

Dos buenas piernas tenemos y no podemos andar, pero el hombre sin nosotros no se puede presentar.

En las manos de las damas casi siempre estoy metido, unas veces desplegado otras veces recogido.

Destacan en las orejas creyéndose independientes, van casi siempre en parejas.

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.