adivinanzas para niños

Mi ser por un punto empieza,
por un punto ha de acabar,
el que mi nombre acierte
sólo dirá la mitad.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

Tengo copa y no soy árbol, tengo alas y no soy pájaro; protejo del sol a mi amo, en invierno y en verano.

Dos buenas piernas tenemos y no podemos andar, pero el hombre sin nosotros no se puede presentar.

Me pones y me quitas, me tomas y me dejas, conmigo no tiritas y estoy hecho de madejas.

Ani lloró todo el día; perdió lo que más quería

Pisados, siempre en el suelo, recibiendo malos tratos, y sin señales de duelo.

Guardado en invierno, lo luzco en verano, es mi único traje en sitios de baño.

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.

Nuestra dueña nos coloca uno a cada lado, siempre pendientes, siempre colgados.

Redondo, redondo, sin tapa, sin fondo.