adivinanzas para niños

Mi ser por un punto empieza,
por un punto ha de acabar,
el que mi nombre acierte
sólo dirá la mitad.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Redondo, redondo, sin tapa, sin fondo.

El pie tapo al instante igual que si fuera un guante.

Hoy cuando me levanté, puse uno en cada pie. Como no son los zapatos, dime tú... ¿qué puede ser?

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.

¡Escapa, escapa! que esto que te digo, aunque no te obligo, te abriga y te tapa.

Por la noche me lo pongo, por el día me lo quito y en la siesta lo uso un poquito.

Tamaño de una cazuela, tiene alas y no vuela.

Dos buenas piernas tenemos y no podemos andar, pero el hombre sin nosotros no se puede presentar.

Aunque las adornamos a ellas cuando no tenemos carreras, la gente tiene manía de no llamarnos enteras.

No he de darte más razones, sin mi perderías los pantalones.