adivinanzas para niños

No he de darte más razones,
sin mi perderías los pantalones.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Con dos patas encorvadas y dos amplios ventanales quitan sol o dan visión según sean sus cristales.

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

Guardado en invierno, lo luzco en verano, es mi único traje en sitios de baño.

Redondito, redondón, no tiene tapa ni tapón.

En tus manos estoy limpio, en tus ventanas me ensucio, si sucio, me ponen limpio, si limpio, me ponen sucio.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

De día llenos de carne, de noche con la boca al aire.

Hoy cuando me levanté, puse uno en cada pie. Como no son los zapatos, dime tú... ¿qué puede ser?

El pie tapo al instante igual que si fuera un guante.