adivinanzas para niños

No he de darte más razones,
sin mi perderías los pantalones.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.

Dos guaridas cálidas con sus escondrijos, para dos hermanas y sus quintillizos.

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.

Resuélveme este dilema: «soy una, pero soy media».

Hoy cuando me levanté, puse uno en cada pie. Como no son los zapatos, dime tú... ¿qué puede ser?

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.

Redondito, redondón, no tiene tapa ni tapón.

Soy de piel o paño gordo y me adhiero a tu cuerpo, para que no pases frío cuando llega el invierno.

Tengo copa y no soy árbol, tengo alas y no soy pájaro; protejo del sol a mi amo, en invierno y en verano.