adivinanzas para niños

¡Escapa, escapa!
que esto que te digo,
aunque no te obligo,
te abriga y te tapa.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.

Hoy cuando me levanté, puse uno en cada pie. Como no son los zapatos, dime tú... ¿qué puede ser?

El pie tapo al instante igual que si fuera un guante.

Ahí vienen dos: uno se moja y el otro no.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

Vivo en el campo y en una ciudad grande, y soy chico pero me usan por igual, si dices mi nombre solo dirás la mitad.

Con varillas me sostengo y con la lluvia voy y vengo.

Por la noche me lo pongo, por el día me lo quito y en la siesta lo uso un poquito.

Aunque la quite del agua, sigue en agua.

Soy de piel o paño gordo y me adhiero a tu cuerpo, para que no pases frío cuando llega el invierno.