adivinanzas para niños

Con caras muy blancas
llenas de lunares
a unos damos suerte,
a otros, pesares.

 

más adivinanzas de juegos y juguetes...

Tengo caballos que suben y bajan, dan vueltas y vueltas y nunca se cansan.

Un combate que se entabla muy lento o con rapidez; ninguno de los dos habla; las piezas son más de diez.

Bolitas pequeñas, de metal o de cristal, mételas en el hoyo y nunca perderás.

Sólo una faja es mi vestido, cuando me lo quitan arranco a bailar. Pies y manos no tengo, pero a los más jóvenes entretengo.

Es un bonito juego: tu te vas y yo me quedo; cuento, cuento, cuento y luego voy a tu encuentro.

Culebrinas de papel de varias tonalidades, las tiramos en las fiestas y también en carnavales.

Cuando yo subo, tú bajas; si tú subes, bajo yo: a la misma altura nunca podemos estar los dos.

Un arco arriba y tú debajo; un arco abajo, pasas por encima.

Cuanto más y más lo llenas, menos pesa y sube más.

Veintiocho caballeros ataviados de levita, que se ponen en la mesa a jugar una partida.