adivinanzas para niños

Veintiocho caballeros
ataviados de levita,
que se ponen en la mesa
a jugar una partida.

 

más adivinanzas de juegos y juguetes...

Es un bonito juego: tu te vas y yo me quedo; cuento, cuento, cuento y luego voy a tu encuentro.

Cuando yo subo, tú bajas; si tú subes, bajo yo: a la misma altura nunca podemos estar los dos.

Bajo mi carpa gigante, acojo a chicos y grandes; payasos y trapecistas son típicos en mis pistas.

Si sumas uno más uno evidente que da dos, y si da dos te descubro dos veces la solución de este juego de salón.

Bolitas pequeñas, de metal o de cristal, mételas en el hoyo y nunca perderás.

Cómete la «e» y pon una «a». Mírala muy bien y échala a volar.

Juegan en la cancha más altos que bajos; meten la pelota dentro de los aros.

Atada a una cuerda volaba y volaba y un niño en la tierra la sujetaba.

El rey y la reina con ocho peones, caballos y torres, combaten y comen.

Todos dicen que me quieren para hacer buenas jugadas, y, en cambio, cuando me tienen me tratan siempre a patadas.