adivinanzas para niños

Tengo caballos
que suben y bajan,
dan vueltas y vueltas
y nunca se cansan.

 

más adivinanzas de juegos y juguetes...

Bolitas pequeñas, de metal o de cristal, mételas en el hoyo y nunca perderás.

Sólo una faja es mi vestido, cuando me lo quitan arranco a bailar. Pies y manos no tengo, pero a los más jóvenes entretengo.

Veintiocho caballeros, de espaldas negras y lisas, delante, todo agujeros, por dominar se dan prisa.

¿Qué juego será, que aunque nos movamos siempre nos quedamos en el mismo lugar?

Sobre la mesa se pone, sobre la mesa se parte y entre todos se reparte, mas nunca, nunca, se come.

Me componen cuatro palos impresos en cartulina. Tengo reyes y caballos, seguro que me adivinas.

Veintiocho caballeros ataviados de levita, que se ponen en la mesa a jugar una partida.

Todos dicen que me quieren para hacer buenas jugadas, y, en cambio, cuando me tienen me tratan siempre a patadas.

Para bailar me pongo la capa y para bailar me la vuelvo a quitar, porque no puedo bailar con la capa y sin la capa no puedo bailar.

Alegría de niños soy por mi pausado vaivén; voy y vengo, vengo y voy y en muchos parques me ven.