adivinanzas para niños

Tengo caballos
que suben y bajan,
dan vueltas y vueltas
y nunca se cansan.

 

más adivinanzas de juegos y juguetes...

Un combate que se entabla muy lento o con rapidez; ninguno de los dos habla; las piezas son más de diez.

Atada a una cuerda volaba y volaba y un niño en la tierra la sujetaba.

Once jugadores del mismo color, diez van por el campo, detrás de un balón.

Un mundo de fantasía cargadito de ilusiones, despierta nuestra alegría entre tantas atracciones.

Todos dicen que me quieren para hacer buenas jugadas, y, en cambio, cuando me tienen me tratan siempre a patadas.

Tengo cadenas sin ser preso, si me empujas voy y vengo, en los jardines y parques muchos niños entretengo.

Para bailar me pongo la capa y para bailar me la vuelvo a quitar, porque no puedo bailar con la capa y sin la capa no puedo bailar.

Veintiocho caballeros ataviados de levita, que se ponen en la mesa a jugar una partida.

Me componen cuatro palos impresos en cartulina. Tengo reyes y caballos, seguro que me adivinas.

El rey y la reina con ocho peones, caballos y torres, combaten y comen.