adivinanzas para niños

Tengo caballos
que suben y bajan,
dan vueltas y vueltas
y nunca se cansan.

 

más adivinanzas de juegos y juguetes...

Un combate que se entabla muy lento o con rapidez; ninguno de los dos habla; las piezas son más de diez.

Bajo mi carpa gigante, acojo a chicos y grandes; payasos y trapecistas son típicos en mis pistas.

Es un bonito juego: tu te vas y yo me quedo; cuento, cuento, cuento y luego voy a tu encuentro.

Todos corren, uno pita, dos detienen, muchos gritan.

Cuanto más y más lo llenas, menos pesa y sube más.

En un suelo de baldosas unas blancas y otras negras, luchan reyes y peones, caballos, torres y reinas.

Por come empieza y volar sabe, no es un avión, ni tampoco un ave.

Sólo una faja es mi vestido, cuando me lo quitan arranco a bailar. Pies y manos no tengo, pero a los más jóvenes entretengo.

Dieciséis personajes, con el rey y la reina, se enfrentan a otros tantos: si juegas mal te encontrarás perdido ¡y ganará el contrario!

Un arco arriba y tú debajo; un arco abajo, pasas por encima.