adivinanzas para niños

Sólo una faja es mi vestido,
cuando me lo quitan arranco a bailar.
Pies y manos no tengo,
pero a los más jóvenes entretengo.

 

más adivinanzas de juegos y juguetes...

Cuando yo subo, tú bajas; si tú subes, bajo yo: a la misma altura nunca podemos estar los dos.

Con caras muy blancas llenas de lunares a unos damos suerte, a otros, pesares.

Me componen cuatro palos impresos en cartulina. Tengo reyes y caballos, seguro que me adivinas.

Miras adelante, haces ejercicio, das a los pedales, tienes equilibrio.

Con la nieve se hace y el sol lo deshace.

El rey y la reina con ocho peones, caballos y torres, combaten y comen.

Bajo mi carpa gigante, acojo a chicos y grandes; payasos y trapecistas son típicos en mis pistas.

Cubo que seis caras tiene, veintiún puntos en total, en el «Parchís» interviene y en la «Oca»... pues igual.

Cuanto más y más lo llenas, menos pesa y sube más.

Todos dicen que me quieren para hacer buenas jugadas, y, en cambio, cuando me tienen me tratan siempre a patadas.