adivinanzas para niños

Alegría de niños soy
por mi pausado vaivén;
voy y vengo, vengo y voy
y en muchos parques me ven.

 

más adivinanzas de juegos y juguetes...

Soy pequeña y de cristal, méteme en el hoyo y no perderás.

Veintiocho caballeros ataviados de levita, que se ponen en la mesa a jugar una partida.

Atada a una cuerda volaba y volaba y un niño en la tierra la sujetaba.

Un combate que se entabla muy lento o con rapidez; ninguno de los dos habla; las piezas son más de diez.

Todos dicen que me quieren para hacer buenas jugadas, y, en cambio, cuando me tienen me tratan siempre a patadas.

Me componen cuatro palos impresos en cartulina. Tengo reyes y caballos, seguro que me adivinas.

Cuando yo subo, tú bajas; si tú subes, bajo yo: a la misma altura nunca podemos estar los dos.

Con la nieve se hace y el sol lo deshace.

Son mis fichas amarillas, rojas, azules y verdes, si las comes y las pillas, tu te cuentas hasta veinte.

Veintiocho caballeros, de espaldas negras y lisas, delante, todo agujeros, por dominar se dan prisa.