adivinanzas para niños

Alegría de niños soy
por mi pausado vaivén;
voy y vengo, vengo y voy
y en muchos parques me ven.

 

más adivinanzas de juegos y juguetes...

La pones sobre la mesa, la partes y la repartes pero nadie se la come.

Un mundo de fantasía cargadito de ilusiones, despierta nuestra alegría entre tantas atracciones.

Veintiocho caballeros, de espaldas negras y lisas, delante, todo agujeros, por dominar se dan prisa.

Veintiocho caballeros ataviados de levita, que se ponen en la mesa a jugar una partida.

Cuanto más y más lo llenas, menos pesa y sube más.

En un suelo de baldosas unas blancas y otras negras, luchan reyes y peones, caballos, torres y reinas.

Atada a una cuerda volaba y volaba y un niño en la tierra la sujetaba.

Un combate que se entabla muy lento o con rapidez; ninguno de los dos habla; las piezas son más de diez.

Todos dicen que me quieren para hacer buenas jugadas, y, en cambio, cuando me tienen me tratan siempre a patadas.

Once jugadores del mismo color, diez van por el campo, detrás de un balón.