adivinanzas para niños

Como el algodón
suelo en el aire flotar,
a veces otorgo lluvia
y otras, sólo humedad.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Girando toda su vida, toda su vida girando y no aprendió a ser más rápida da una vuelta y tarda un día, da otra vuelta y tarda un año.

Alto, alto, como un pino, pesa menos que un comino.

Él es tío sin sobrinos, a todos calienta igual. Si no sabes de quién hablo, tras la primavera vendrá.

Hay un hijo que hace nacer a la madre que le dio el ser.

Nazco y muero sin cesar; sigo no obstante existiendo, y, sin salir de mi lecho, me encuentro siempre corriendo.

En el campo soy hallada y al fuego alimento. Donde quiera que soy llevada, es para darme tormento.

Desde el día en que nací, corro y corro sin cesar: corro de noche y de día hasta llegar a la mar.

Vuela sin alas, silba sin boca, azota sin manos y tú ni lo ves ni lo tocas.

Vuela en el aire, pace en la tierra, se posa en los árboles, anda en la mano, se deshace en el horno y se ahoga en el agua.

El cielo y la tierra se van a juntar; la ola y la nube se van a enredar. Vayas donde vayas siempre lo verás, por mucho que andes nunca llegarás.