adivinanzas para niños

Como el algodón
suelo en el aire flotar,
a veces otorgo lluvia
y otras, sólo humedad.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

¿Qué es, qué es, que te da en la cara y no lo ves?

Vuela en el aire, pace en la tierra, se posa en los árboles, anda en la mano, se deshace en el horno y se ahoga en el agua.

Soy una bola grandota, que gira constantemente, y que desea saber, dónde meter tanta gente. Si ya sabes quien soy yo eres muy inteligente.

Como el algodón suelo en el aire flotar, a veces otorgo lluvia y otras, sólo humedad.

No soy estación del Metro ni soy estación del tren, pero soy una estación donde mil flores se ven.

Viene del cielo, del cielo viene, a unos disgusta y a otros mantiene.

Nicanor tenía un barco y con él surcaba el río; ¿era este un barco pequeño o este era un gran navío? Lee despacio, Encarnación, y hallarás la solución.

Cuatro puntos son y para distinguirlos necesitamos del sol.

Desde el día en que nací, corro y corro sin cesar: corro de noche y de día hasta llegar a la mar.

En el campo soy hallada y al fuego alimento. Donde quiera que soy llevada, es para darme tormento.