adivinanzas para niños

Él es tío sin sobrinos,
a todos calienta igual.
Si no sabes de quién hablo,
tras la primavera vendrá.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Es una enorme naranja pero de zumo salado, los gajos se le suponen entre un par de meridianos.

Él es tío sin sobrinos, a todos calienta igual. Si no sabes de quién hablo, tras la primavera vendrá.

Llevo, sin ser arlequín, de colores mi librea, yo salgo de tarde en tarde y espero siempre a que llueva.

¿Qué es, qué es, que te da en la cara y no lo ves?

En el campo soy hallada y al fuego alimento. Donde quiera que soy llevada, es para darme tormento.

Es tan humilde y tan buena que hasta se deja pisar; para el almuerzo y la cena la vaca la va a tomar.

Un convento bien cerrado, sin campanas y sin torres y muchas monjitas dentro, preparan dulces de flores.

Son mis colores tan brillantes que el cielo alegro en un instante.

En verano barbudo y en invierno desnudo, ¡esto es muy duro!

Aparece por delante, por los lados, por la espalda, te descuidas un instante y te levanta la falda.