adivinanzas para niños

Cuatro puntos son
y para distinguirlos
necesitamos del sol.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Muchas monjitas en un convento, visitan las flores y hacen dulces dentro.

Tengo lecho y no me acuesto tengo curso sin ser maestro.

Lleva años en el mar y aún no sabe nadar.

Como una peonza da vueltas al sol, gira que gira, sin tener motor.

Rompe y no tiene manos, corre y no tiene pies, sopla y no tiene boca, ¿Qué te parece que es?

Nicanor tenía un barco y con él surcaba el río; ¿era este un barco pequeño o este era un gran navío? Lee despacio, Encarnación, y hallarás la solución.

Él es tío sin sobrinos, a todos calienta igual. Si no sabes de quién hablo, tras la primavera vendrá.

Vuela sin alas, silba sin boca, azota sin manos y tú ni lo ves ni lo tocas.

¿Qué es, qué es, que te da en la cara y no lo ves?

Son mis colores tan brillantes que el cielo alegro en un instante.