adivinanzas para niños

Son mis colores tan brillantes
que el cielo alegro en un instante.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

En las regiones polares se encuentra en todos los mares.

Aparece por delante, por los lados, por la espalda, te descuidas un instante y te levanta la falda.

No ves el sol, no ves la luna, y si está en el cielo no ves cosa alguna.

Es tan humilde y tan buena que hasta se deja pisar; para el almuerzo y la cena la vaca la va a tomar.

Cuatro puntos son y para distinguirlos necesitamos del sol.

Lomos y cabeza tengo y aunque vestida no estoy, muy largas faldas mantengo.

Llevo, sin ser arlequín, de colores mi librea, yo salgo de tarde en tarde y espero siempre a que llueva.

Girando toda su vida, toda su vida girando y no aprendió a ser más rápida da una vuelta y tarda un día, da otra vuelta y tarda un año.

En verano barbudo y en invierno desnudo, ¡esto es muy duro!

Vuela sin alas, silba sin boca, azota sin manos y tú ni lo ves ni lo tocas.