adivinanzas para niños

Son mis colores tan brillantes
que el cielo alegro en un instante.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Van y llegan, se llevan lo que traen y lo que traen se llevan

Son mis colores tan brillantes que el cielo alegro en un instante.

En el cielo soy de agua, en la tierra soy de polvo, en las iglesias de humo y mancha blanca en los ojos.

Sin vacación en sus cursos, al principio son pequeños, suelen nacer en montañas y morir de marineros.

El cielo y la tierra se van a juntar; la ola y la nube se van a enredar. Vayas donde vayas siempre lo verás, por mucho que andes nunca llegarás.

Vuela sin alas, silba sin boca, azota sin manos y tú ni lo ves ni lo tocas.

Muchas monjitas en un convento, visitan las flores y hacen dulces dentro.

Aparece por delante, por los lados, por la espalda, te descuidas un instante y te levanta la falda.

Tengo lecho y no me acuesto tengo curso sin ser maestro.

Lleva años en el mar y aún no sabe nadar.