adivinanzas para niños

Hay un hijo
que hace nacer
a la madre
que le dio el ser.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Nicanor tenía un barco y con él surcaba el río; ¿era este un barco pequeño o este era un gran navío? Lee despacio, Encarnación, y hallarás la solución.

Cuatro puntos son y para distinguirlos necesitamos del sol.

En el campo soy hallada y al fuego alimento. Donde quiera que soy llevada, es para darme tormento.

Nazco y muero sin cesar; sigo no obstante existiendo, y, sin salir de mi lecho, me encuentro siempre corriendo.

Como el algodón suelo en el aire flotar, a veces otorgo lluvia y otras, sólo humedad.

Alas de mil colores y se pierden entre las flores.

No soy estación del Metro ni soy estación del tren, pero soy una estación donde mil flores se ven.

Lleva años en el mar y aún no sabe nadar.

Alto, alto, como un pino, pesa menos que un comino.

Son mis colores tan brillantes que el cielo alegro en un instante.