adivinanzas para niños

Nazco y muero sin cesar;
sigo no obstante existiendo,
y, sin salir de mi lecho,
me encuentro siempre corriendo.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Soy una bola grandota, que gira constantemente, y que desea saber, dónde meter tanta gente. Si ya sabes quien soy yo eres muy inteligente.

Nazco en lugares abruptos sin haber tenido padre y conforme voy muriendo va naciendo mi madre.

Un convento bien cerrado, sin campanas y sin torres y muchas monjitas dentro, preparan dulces de flores.

Vuela sin alas, silba sin boca, azota sin manos y tú ni lo ves ni lo tocas.

Es tan humilde y tan buena que hasta se deja pisar; para el almuerzo y la cena la vaca la va a tomar.

Kilómetros mido, hectolitros llevo, kilovatios doy, hectáreas mantengo.

Como una peonza da vueltas al sol, gira que gira, sin tener motor.

Nazco y muero sin cesar; sigo no obstante existiendo, y, sin salir de mi lecho, me encuentro siempre corriendo.

Como el algodón suelo en el aire flotar, a veces otorgo lluvia y otras, sólo humedad.

Tengo lecho y no me acuesto tengo curso sin ser maestro.