adivinanzas para niños

Alto, alto, como un pino,
pesa menos que un comino.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Vuela sin alas, silba sin boca, azota sin manos y tú ni lo ves ni lo tocas.

Nazco y muero sin cesar; sigo no obstante existiendo, y, sin salir de mi lecho, me encuentro siempre corriendo.

Soy una bola grandota, que gira constantemente, y que desea saber, dónde meter tanta gente. Si ya sabes quien soy yo eres muy inteligente.

Cuatro puntos son y para distinguirlos necesitamos del sol.

Muchas monjitas en un convento, visitan las flores y hacen dulces dentro.

Lomos y cabeza tengo y aunque vestida no estoy, muy largas faldas mantengo.

En las regiones polares se encuentra en todos los mares.

En el campo soy hallada y al fuego alimento. Donde quiera que soy llevada, es para darme tormento.

Nicanor tenía un barco y con él surcaba el río; ¿era este un barco pequeño o este era un gran navío? Lee despacio, Encarnación, y hallarás la solución.

Como una peonza da vueltas al sol, gira que gira, sin tener motor.