adivinanzas para niños

Alto, alto, como un pino,
pesa menos que un comino.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

En mí se mueren los ríos, y por mí los barcos van, muy breve es el nombre mío, tres letras tiene no más.

Vuela en el aire, pace en la tierra, se posa en los árboles, anda en la mano, se deshace en el horno y se ahoga en el agua.

Muchas monjitas en un convento, visitan las flores y hacen dulces dentro.

Nicanor tenía un barco y con él surcaba el río; ¿era este un barco pequeño o este era un gran navío? Lee despacio, Encarnación, y hallarás la solución.

Él es tío sin sobrinos, a todos calienta igual. Si no sabes de quién hablo, tras la primavera vendrá.

¿Cuál es el único animal que muere entre aplausos?

No soy estación del Metro ni soy estación del tren, pero soy una estación donde mil flores se ven.

Kilómetros mido, hectolitros llevo, kilovatios doy, hectáreas mantengo.

Desde el día en que nací, corro y corro sin cesar: corro de noche y de día hasta llegar a la mar.

Alto, alto, como un pino, pesa menos que un comino.