adivinanzas para niños

Alto, alto, como un pino,
pesa menos que un comino.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Desde el día en que nací, corro y corro sin cesar: corro de noche y de día hasta llegar a la mar.

Vuela en el aire, pace en la tierra, se posa en los árboles, anda en la mano, se deshace en el horno y se ahoga en el agua.

Alto, alto, como un pino, pesa menos que un comino.

Cuatro puntos son y para distinguirlos necesitamos del sol.

Viene del cielo, del cielo viene, a unos disgusta y a otros mantiene.

Alas de mil colores y se pierden entre las flores.

Hay un hijo que hace nacer a la madre que le dio el ser.

Es tan humilde y tan buena que hasta se deja pisar; para el almuerzo y la cena la vaca la va a tomar.

Es una enorme naranja pero de zumo salado, los gajos se le suponen entre un par de meridianos.

Van y llegan, se llevan lo que traen y lo que traen se llevan