adivinanzas para niños

Un convento bien cerrado,
sin campanas y sin torres
y muchas monjitas dentro,
preparan dulces de flores.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Hay un hijo que hace nacer a la madre que le dio el ser.

Kilómetros mido, hectolitros llevo, kilovatios doy, hectáreas mantengo.

Viene del cielo, del cielo viene, a unos disgusta y a otros mantiene.

¿Qué es, qué es, que te da en la cara y no lo ves?

En verano barbudo y en invierno desnudo, ¡esto es muy duro!

Sin vacación en sus cursos, al principio son pequeños, suelen nacer en montañas y morir de marineros.

No ves el sol, no ves la luna, y si está en el cielo no ves cosa alguna.

Vuela en el aire, pace en la tierra, se posa en los árboles, anda en la mano, se deshace en el horno y se ahoga en el agua.

Como una peonza da vueltas al sol, gira que gira, sin tener motor.

Cuatro puntos son y para distinguirlos necesitamos del sol.