adivinanzas para niños

Aparece por delante,
por los lados, por la espalda,
te descuidas un instante
y te levanta la falda.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Nicanor tenía un barco y con él surcaba el río; ¿era este un barco pequeño o este era un gran navío? Lee despacio, Encarnación, y hallarás la solución.

Un convento bien cerrado, sin campanas y sin torres y muchas monjitas dentro, preparan dulces de flores.

En las regiones polares se encuentra en todos los mares.

Vuela sin alas, silba sin boca, azota sin manos y tú ni lo ves ni lo tocas.

Rompe y no tiene manos, corre y no tiene pies, sopla y no tiene boca, ¿Qué te parece que es?

Es tan humilde y tan buena que hasta se deja pisar; para el almuerzo y la cena la vaca la va a tomar.

Desde el día en que nací, corro y corro sin cesar: corro de noche y de día hasta llegar a la mar.

Aparece por delante, por los lados, por la espalda, te descuidas un instante y te levanta la falda.

Sin vacación en sus cursos, al principio son pequeños, suelen nacer en montañas y morir de marineros.

Llevo, sin ser arlequín, de colores mi librea, yo salgo de tarde en tarde y espero siempre a que llueva.