adivinanzas para niños

Van y llegan,
se llevan lo que traen
y lo que traen se llevan

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Alas de mil colores y se pierden entre las flores.

Él es tío sin sobrinos, a todos calienta igual. Si no sabes de quién hablo, tras la primavera vendrá.

Millares de soldaditos van unidos a la guerra, todos arrojan lanzas que caen sobre la tierra.

Muchas monjitas en un convento, visitan las flores y hacen dulces dentro.

Tengo lecho y no me acuesto tengo curso sin ser maestro.

En el cielo soy de agua, en la tierra soy de polvo, en las iglesias de humo y mancha blanca en los ojos.

Girando toda su vida, toda su vida girando y no aprendió a ser más rápida da una vuelta y tarda un día, da otra vuelta y tarda un año.

Nicanor tenía un barco y con él surcaba el río; ¿era este un barco pequeño o este era un gran navío? Lee despacio, Encarnación, y hallarás la solución.

Vuela en el aire, pace en la tierra, se posa en los árboles, anda en la mano, se deshace en el horno y se ahoga en el agua.

Es una enorme naranja pero de zumo salado, los gajos se le suponen entre un par de meridianos.