adivinanzas para niños

Van y llegan,
se llevan lo que traen
y lo que traen se llevan

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Como una peonza da vueltas al sol, gira que gira, sin tener motor.

Tengo lecho y no me acuesto tengo curso sin ser maestro.

Girando toda su vida, toda su vida girando y no aprendió a ser más rápida da una vuelta y tarda un día, da otra vuelta y tarda un año.

¿Cuál es el único animal que muere entre aplausos?

Viene del cielo, del cielo viene, a unos disgusta y a otros mantiene.

Desde el día en que nací, corro y corro sin cesar: corro de noche y de día hasta llegar a la mar.

Rompe y no tiene manos, corre y no tiene pies, sopla y no tiene boca, ¿Qué te parece que es?

Vuela en el aire, pace en la tierra, se posa en los árboles, anda en la mano, se deshace en el horno y se ahoga en el agua.

Nazco y muero sin cesar; sigo no obstante existiendo, y, sin salir de mi lecho, me encuentro siempre corriendo.

Es tan humilde y tan buena que hasta se deja pisar; para el almuerzo y la cena la vaca la va a tomar.