adivinanzas para niños

Van y llegan,
se llevan lo que traen
y lo que traen se llevan

 

más adivinanzas de la naturaleza...

¿Qué es, qué es, que te da en la cara y no lo ves?

Es una enorme naranja pero de zumo salado, los gajos se le suponen entre un par de meridianos.

Tengo lecho y no me acuesto tengo curso sin ser maestro.

El cielo y la tierra se van a juntar; la ola y la nube se van a enredar. Vayas donde vayas siempre lo verás, por mucho que andes nunca llegarás.

En el campo soy hallada y al fuego alimento. Donde quiera que soy llevada, es para darme tormento.

Nicanor tenía un barco y con él surcaba el río; ¿era este un barco pequeño o este era un gran navío? Lee despacio, Encarnación, y hallarás la solución.

Alto, alto, como un pino, pesa menos que un comino.

Son mis colores tan brillantes que el cielo alegro en un instante.

No ves el sol, no ves la luna, y si está en el cielo no ves cosa alguna.

Aparece por delante, por los lados, por la espalda, te descuidas un instante y te levanta la falda.