adivinanzas para niños

Kilómetros mido,
hectolitros llevo,
kilovatios doy,
hectáreas mantengo.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Muchas monjitas en un convento, visitan las flores y hacen dulces dentro.

En el cielo soy de agua, en la tierra soy de polvo, en las iglesias de humo y mancha blanca en los ojos.

Nazco y muero sin cesar; sigo no obstante existiendo, y, sin salir de mi lecho, me encuentro siempre corriendo.

Desde el día en que nací, corro y corro sin cesar: corro de noche y de día hasta llegar a la mar.

Girando toda su vida, toda su vida girando y no aprendió a ser más rápida da una vuelta y tarda un día, da otra vuelta y tarda un año.

Como el algodón suelo en el aire flotar, a veces otorgo lluvia y otras, sólo humedad.

Nazco en lugares abruptos sin haber tenido padre y conforme voy muriendo va naciendo mi madre.

Él es tío sin sobrinos, a todos calienta igual. Si no sabes de quién hablo, tras la primavera vendrá.

Es una enorme naranja pero de zumo salado, los gajos se le suponen entre un par de meridianos.

Sin vacación en sus cursos, al principio son pequeños, suelen nacer en montañas y morir de marineros.