adivinanzas para niños

Girando toda su vida,
toda su vida girando
y no aprendió a ser más rápida
da una vuelta y tarda un día,
da otra vuelta y tarda un año.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Lleva años en el mar y aún no sabe nadar.

Nazco y muero sin cesar; sigo no obstante existiendo, y, sin salir de mi lecho, me encuentro siempre corriendo.

En el cielo soy de agua, en la tierra soy de polvo, en las iglesias de humo y mancha blanca en los ojos.

Millares de soldaditos van unidos a la guerra, todos arrojan lanzas que caen sobre la tierra.

En mí se mueren los ríos, y por mí los barcos van, muy breve es el nombre mío, tres letras tiene no más.

Llevo, sin ser arlequín, de colores mi librea, yo salgo de tarde en tarde y espero siempre a que llueva.

Muchas monjitas en un convento, visitan las flores y hacen dulces dentro.

Girando toda su vida, toda su vida girando y no aprendió a ser más rápida da una vuelta y tarda un día, da otra vuelta y tarda un año.

Alto, alto, como un pino, pesa menos que un comino.

Viene del cielo, del cielo viene, a unos disgusta y a otros mantiene.