adivinanzas para niños

Girando toda su vida,
toda su vida girando
y no aprendió a ser más rápida
da una vuelta y tarda un día,
da otra vuelta y tarda un año.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Aparece por delante, por los lados, por la espalda, te descuidas un instante y te levanta la falda.

Cuatro puntos son y para distinguirlos necesitamos del sol.

Hay un hijo que hace nacer a la madre que le dio el ser.

Nicanor tenía un barco y con él surcaba el río; ¿era este un barco pequeño o este era un gran navío? Lee despacio, Encarnación, y hallarás la solución.

Llevo, sin ser arlequín, de colores mi librea, yo salgo de tarde en tarde y espero siempre a que llueva.

Son mis colores tan brillantes que el cielo alegro en un instante.

Desde el día en que nací, corro y corro sin cesar: corro de noche y de día hasta llegar a la mar.

Como el algodón suelo en el aire flotar, a veces otorgo lluvia y otras, sólo humedad.

¿Cuál es el único animal que muere entre aplausos?

Lleva años en el mar y aún no sabe nadar.