adivinanzas para niños

Vuela sin alas,
silba sin boca,
azota sin manos
y tú ni lo ves ni lo tocas.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Lomos y cabeza tengo y aunque vestida no estoy, muy largas faldas mantengo.

Nicanor tenía un barco y con él surcaba el río; ¿era este un barco pequeño o este era un gran navío? Lee despacio, Encarnación, y hallarás la solución.

Lleva años en el mar y aún no sabe nadar.

Nazco y muero sin cesar; sigo no obstante existiendo, y, sin salir de mi lecho, me encuentro siempre corriendo.

Es una enorme naranja pero de zumo salado, los gajos se le suponen entre un par de meridianos.

Alto, alto, como un pino, pesa menos que un comino.

En verano barbudo y en invierno desnudo, ¡esto es muy duro!

Muchas monjitas en un convento, visitan las flores y hacen dulces dentro.

Como el algodón suelo en el aire flotar, a veces otorgo lluvia y otras, sólo humedad.

No soy estación del Metro ni soy estación del tren, pero soy una estación donde mil flores se ven.