adivinanzas para niños

No ves el sol,
no ves la luna,
y si está en el cielo
no ves cosa alguna.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Lomos y cabeza tengo y aunque vestida no estoy, muy largas faldas mantengo.

Nicanor tenía un barco y con él surcaba el río; ¿era este un barco pequeño o este era un gran navío? Lee despacio, Encarnación, y hallarás la solución.

Vuela en el aire, pace en la tierra, se posa en los árboles, anda en la mano, se deshace en el horno y se ahoga en el agua.

Sin vacación en sus cursos, al principio son pequeños, suelen nacer en montañas y morir de marineros.

Desde el día en que nací, corro y corro sin cesar: corro de noche y de día hasta llegar a la mar.

Nazco y muero sin cesar; sigo no obstante existiendo, y, sin salir de mi lecho, me encuentro siempre corriendo.

Como una peonza da vueltas al sol, gira que gira, sin tener motor.

¿Qué es, qué es, que te da en la cara y no lo ves?

Nazco en lugares abruptos sin haber tenido padre y conforme voy muriendo va naciendo mi madre.

Hay un hijo que hace nacer a la madre que le dio el ser.