adivinanzas para niños

De celda en celda voy
pero presa no estoy.

 

más adivinanzas de animales...

Es tan grande mi fortuna que estreno todos los años un vestido sin costura, de colores salpicado.

Nunca camina por tierra, ni vuela, ni sabe nadar, pero aún así siempre corre, sube y baja sin parar.

Soy señor muy elegante y excelente nadador, y puedo hacer con mi cuello signos de interrogación.

Lo rascaba llorando de la crin a la cola y en él se iba trotando por una loma.

Soy pequeño y alargado, en dos conchas colocado, como no puedo nadar, me pego a las rocas del mar.

Topó mi padre en la iglesia con uno vestido de negro, ni era fraile, ni era cura, que era lo que dije primero.

Va caminando por un caminito, no tiene alas y va despacito.

Adivina quien yo soy: al ir parece que vengo, y al venir, es que me voy.

En el estanque me admiran, por mi elegancia y belleza tengo cuello largo y fino y muy bonita cabeza.

Con su risa mañanera toda la playa alborota, pescadora y marinera.