adivinanzas para niños

De celda en celda voy
pero presa no estoy.

 

más adivinanzas de animales...

Un solo portero, un solo inquilino, tu casa redonda la llevas contigo.

Volando en el aire, y besando las flores, se pasa su vida, de luz y colores.

¿Qué clarín suena en la noche que a todos desvela al punto? No es soldado, ni marino, ni músico de conjunto.

Cargadas van, cargadas vienen y en el camino no se detienen.

Es blanca como la nieve, es negra como el carbón, las patas como una vela, el cuello como una hoz.

Sin salir de su casa por todos los sitios pasa.

Aunque no soy florista trabajo con flores y por más que me resista el hombre arrebata el fruto de mis labores.

Adivina, adivinajera: no tiene traje y sí faltriquera.

El roer es mi trabajo, el queso mi aperitivo y el gato ha sido siempre mi más temido enemigo.

Soy dama cruel, temerosa, me paseo en verde prado, y todo aquel que me mira se queda muy espantado. Yo luzco un largo vestido que en tienda no fue comprado, no fue por mano de sastre, ni medido, ni cortado.