adivinanzas para niños

Aunque me corten y corten
nunca me verás sangrar,
porque me han curado al frío
y metido en mucha sal.

 

más adivinanzas de alimentos...

De leche me hacen, de ovejas y cabras que pacen.

Es mi madre tartamuda, y mi padre «cantaor», tengo blanco mi vestido, amarillo el corazón.

Soy el jugo de la uva, de la copa el contenido, de la mesa el gran señor, de todos apetecido.

Blanco es, la gallina lo pone, con aceite se fríe y con pan se come.

Yo soy el más completo, de todos los alimentos, blanco el color tengo y no soy un invento.

Te digo y te repito que si no lo adivinas no vales un pito.

Y la casa del quesero, ¿qué sería?

Te lo digo y te repito, y te lo debo avisar, que por más que te lo diga, no lo vas a adivinar.

Vengo de padres cantores aunque yo no soy cantor, traigo los hábitos blancos y amarillo el corazón.

De bello he de presumir: soy blanco como la cal, todos me saben abrir, nadie me sabe cerrar.