adivinanzas para niños

Nazco en lugares abruptos
sin haber tenido padre
y conforme voy muriendo
va naciendo mi madre.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

En el campo soy hallada y al fuego alimento. Donde quiera que soy llevada, es para darme tormento.

Lleva años en el mar y aún no sabe nadar.

Nazco y muero sin cesar; sigo no obstante existiendo, y, sin salir de mi lecho, me encuentro siempre corriendo.

Vuela en el aire, pace en la tierra, se posa en los árboles, anda en la mano, se deshace en el horno y se ahoga en el agua.

No soy estación del Metro ni soy estación del tren, pero soy una estación donde mil flores se ven.

Es una enorme naranja pero de zumo salado, los gajos se le suponen entre un par de meridianos.

Son mis colores tan brillantes que el cielo alegro en un instante.

Él es tío sin sobrinos, a todos calienta igual. Si no sabes de quién hablo, tras la primavera vendrá.

Muchas monjitas en un convento, visitan las flores y hacen dulces dentro.

Aparece por delante, por los lados, por la espalda, te descuidas un instante y te levanta la falda.