adivinanzas para niños

Tengo lecho
y no me acuesto
tengo curso
sin ser maestro.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Muchas monjitas en un convento, visitan las flores y hacen dulces dentro.

Un convento bien cerrado, sin campanas y sin torres y muchas monjitas dentro, preparan dulces de flores.

Soy una bola grandota, que gira constantemente, y que desea saber, dónde meter tanta gente. Si ya sabes quien soy yo eres muy inteligente.

Cuatro puntos son y para distinguirlos necesitamos del sol.

No ves el sol, no ves la luna, y si está en el cielo no ves cosa alguna.

Son mis colores tan brillantes que el cielo alegro en un instante.

Nicanor tenía un barco y con él surcaba el río; ¿era este un barco pequeño o este era un gran navío? Lee despacio, Encarnación, y hallarás la solución.

En las regiones polares se encuentra en todos los mares.

Sin vacación en sus cursos, al principio son pequeños, suelen nacer en montañas y morir de marineros.

El cielo y la tierra se van a juntar; la ola y la nube se van a enredar. Vayas donde vayas siempre lo verás, por mucho que andes nunca llegarás.