adivinanzas para niños

Tengo lecho
y no me acuesto
tengo curso
sin ser maestro.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Muchas monjitas en un convento, visitan las flores y hacen dulces dentro.

Nazco en lugares abruptos sin haber tenido padre y conforme voy muriendo va naciendo mi madre.

Es una enorme naranja pero de zumo salado, los gajos se le suponen entre un par de meridianos.

Lleva años en el mar y aún no sabe nadar.

Nazco y muero sin cesar; sigo no obstante existiendo, y, sin salir de mi lecho, me encuentro siempre corriendo.

Lomos y cabeza tengo y aunque vestida no estoy, muy largas faldas mantengo.

Él es tío sin sobrinos, a todos calienta igual. Si no sabes de quién hablo, tras la primavera vendrá.

Desde el día en que nací, corro y corro sin cesar: corro de noche y de día hasta llegar a la mar.

Kilómetros mido, hectolitros llevo, kilovatios doy, hectáreas mantengo.

Van y llegan, se llevan lo que traen y lo que traen se llevan