adivinanzas para niños

Tengo lecho
y no me acuesto
tengo curso
sin ser maestro.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

Son mis colores tan brillantes que el cielo alegro en un instante.

Soy una bola grandota, que gira constantemente, y que desea saber, dónde meter tanta gente. Si ya sabes quien soy yo eres muy inteligente.

Llevo, sin ser arlequín, de colores mi librea, yo salgo de tarde en tarde y espero siempre a que llueva.

Viene del cielo, del cielo viene, a unos disgusta y a otros mantiene.

Millares de soldaditos van unidos a la guerra, todos arrojan lanzas que caen sobre la tierra.

No ves el sol, no ves la luna, y si está en el cielo no ves cosa alguna.

Nazco en lugares abruptos sin haber tenido padre y conforme voy muriendo va naciendo mi madre.

Desde el día en que nací, corro y corro sin cesar: corro de noche y de día hasta llegar a la mar.

Un convento bien cerrado, sin campanas y sin torres y muchas monjitas dentro, preparan dulces de flores.

Rompe y no tiene manos, corre y no tiene pies, sopla y no tiene boca, ¿Qué te parece que es?