adivinanzas para niños

Es una enorme naranja
pero de zumo salado,
los gajos se le suponen
entre un par de meridianos.

 

más adivinanzas de la naturaleza...

En el cielo soy de agua, en la tierra soy de polvo, en las iglesias de humo y mancha blanca en los ojos.

No ves el sol, no ves la luna, y si está en el cielo no ves cosa alguna.

Millares de soldaditos van unidos a la guerra, todos arrojan lanzas que caen sobre la tierra.

Alto, alto, como un pino, pesa menos que un comino.

Llevo, sin ser arlequín, de colores mi librea, yo salgo de tarde en tarde y espero siempre a que llueva.

Cuatro puntos son y para distinguirlos necesitamos del sol.

Soy una bola grandota, que gira constantemente, y que desea saber, dónde meter tanta gente. Si ya sabes quien soy yo eres muy inteligente.

En verano barbudo y en invierno desnudo, ¡esto es muy duro!

¿Qué es, qué es, que te da en la cara y no lo ves?

Él es tío sin sobrinos, a todos calienta igual. Si no sabes de quién hablo, tras la primavera vendrá.