adivinanzas para niños

Con dos patas encorvadas
y dos amplios ventanales
quitan sol o dan visión
según sean sus cristales.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Rodeo cuellos y cuellos, tanto de ellas como de ellos.

Pisados, siempre en el suelo, recibiendo malos tratos, y sin señales de duelo.

Por la noche me lo pongo, por el día me lo quito y en la siesta lo uso un poquito.

Ahí vienen dos: uno se moja y el otro no.

Chiquito, redondo, barrilito sin fondo.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

Destacan en las orejas creyéndose independientes, van casi siempre en parejas.

Juntos, en ovillo, duermen los mellizos; cuando se separan, estirados andan.

De día llenos de carne, de noche con la boca al aire.