adivinanzas para niños

De día llenos de carne,
de noche con la boca al aire.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Chiquito, redondo, barrilito sin fondo.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

Rodeo cuellos y cuellos, tanto de ellas como de ellos.

Destacan en las orejas creyéndose independientes, van casi siempre en parejas.

Pisados, siempre en el suelo, recibiendo malos tratos, y sin señales de duelo.

Soy de piel o paño gordo y me adhiero a tu cuerpo, para que no pases frío cuando llega el invierno.

Dos buenas piernas tenemos y no podemos andar, pero el hombre sin nosotros no se puede presentar.

Con dos patas encorvadas y dos amplios ventanales quitan sol o dan visión según sean sus cristales.

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.