adivinanzas para niños

De día llenos de carne,
de noche con la boca al aire.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

¡Escapa, escapa! que esto que te digo, aunque no te obligo, te abriga y te tapa.

Hoy cuando me levanté, puse uno en cada pie. Como no son los zapatos, dime tú... ¿qué puede ser?

Tamaño de una cazuela, tiene alas y no vuela.

De día llenos de carne, de noche con la boca al aire.

Aunque las adornamos a ellas cuando no tenemos carreras, la gente tiene manía de no llamarnos enteras.

El pie tapo al instante igual que si fuera un guante.

Nuestra dueña nos coloca uno a cada lado, siempre pendientes, siempre colgados.

Pisados, siempre en el suelo, recibiendo malos tratos, y sin señales de duelo.